Era como si los abuelos tuvieran un botón en la mente, cada vez que alguien sentía vergüenza en alguna circunstancia se activaba automáticamente y de su boca salía el clásico “no seas ranchera”, sin más remedio tomabas valentía de donde fuera y te aventabas.

Quizás las hijas y nietas crecieron sin ese botón, o decidieron ya no tenerlo, no sé; pero ese grito que llama a la acción no debía desaparecer de mí. Por eso decidí ilustrarlo, como recordatorio para realizar lo que deseo, si vergüenzas, prejuicios, activando mi botón de abuelo mexicano.

 

El diseño de esta mascada está hecho a partir de mis dibujos y es una edición limitada a 100 piezas.

Poliseda impresa mediante sublimación 180x45 cm.

Si te interesa más información al respecto puedes contactarme a través de esta página.

Mascada ranchera
$690.00
Envío gratis
Cantidad
Mascada ranchera $690.00

Era como si los abuelos tuvieran un botón en la mente, cada vez que alguien sentía vergüenza en alguna circunstancia se activaba automáticamente y de su boca salía el clásico “no seas ranchera”, sin más remedio tomabas valentía de donde fuera y te aventabas.

Quizás las hijas y nietas crecieron sin ese botón, o decidieron ya no tenerlo, no sé; pero ese grito que llama a la acción no debía desaparecer de mí. Por eso decidí ilustrarlo, como recordatorio para realizar lo que deseo, si vergüenzas, prejuicios, activando mi botón de abuelo mexicano.

 

El diseño de esta mascada está hecho a partir de mis dibujos y es una edición limitada a 100 piezas.

Poliseda impresa mediante sublimación 180x45 cm.

Si te interesa más información al respecto puedes contactarme a través de esta página.